Cuba y las garantías laborales en el turismo ante Covid-19 - Mintur

Cuba y las garantías laborales en el turismo ante Covid-19

PUBLICADO POR Ministerio de Turismo de Cuba EN Noticias EN noviembre 25, 2020

Por Karina Marrón González*

La Habana, (Prensa Latina) Cuando marzo comenzó, Yisel Marrero, empleada del Grupo Iberostar, estaba lejos de imaginar que pronto el turismo internacional dejaría de entrar a Cuba debido a la Covid-19, y esto cambiaría las dinámicas de numerosos trabajadores como ella.

Sobre la nueva enfermedad llegaban noticias desde Asia y Europa, con un impacto notable en la baja de visitantes a la isla en los meses de enero y febrero, pero la presencia del virus en el territorio nacional transformó el panorama, donde preservar la vida se convirtió en la prioridad del país.

Marrero pasó a la modalidad de teletrabajo, mientras 35 mil trabajadores de las entidades adscritas al Ministerio del Turismo cesaron en sus actividades y recibieron la protección de las políticas estatales, que incluyeron 36 medidas de carácter laboral, salarial y de seguridad social.

Entre estas se estableció el pago del 100 por ciento del salario a los afectados durante el primer mes y el 60 por ciento a partir del segundo, garantía que alcanzó a más de 146 mil trabajadores de todos los sectores, según dijo en julio la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó.

El turismo, a nivel mundial, es una de las ramas más perjudicadas por la pandemia, lo cual ha derivado en la pérdida de 142,6 millones de empleos, de acuerdo con la presidenta y CEO del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, Gloria Guevara.

Cuba no ha sido la excepción en cuanto a las afectaciones, pero la diferencia estribó en que acá la interrupción no significó la pérdida del puesto laboral, sino que, por el contrario, se trata de preservar a la fuerza de trabajo calificada que presta servicios en todas las áreas de la llamada industria del ocio.

Así lo aseguró a Prensa Latina Melva Andricaín, directora de capital humano del Ministerio del Turismo (Mintur), quien explicó que se trató de buscar alternativas de empleo, de conjunto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo (Sntht).

El país ofreció garantías salariales, pero tanto para la economía nacional como para la familiar, necesitada de ingresos, los trabajos temporales se vislumbraban como la mejor opción.

El secretario general del Sntht, Víctor Lemagne, precisó a Prensa Latina que primó el cambio de actividad como concepto y el sector de la salud acogió la mayor cantidad de personas, lo mismo en centros de aislamiento que en hospitales (limpieza, seguridad, carpeta y servicios, entre otras).

También se pusieron a disposición del sistema de sanidad las lavanderías del turismo y centros de elaboración de alimentos, en tanto 58 instalaciones se dedicaron a la atención a viajeros y contactos de casos confirmados.

Lemagne destacó la creación de 220 brigadas Elpidio Sosa, mártir que representa al sector, bajo las cuales se agruparon quienes emprendieron esas labores, así como otras vinculadas a la producción de alimentos y la venta a domicilio de comidas elaboradas.

Además, 80 brigadas laboraron en las inversiones en los hoteles y la recuperación de habitaciones, no solo para elevar sus estándares, sino para lograr la certificación de turismo higiénico y seguro de todas las instalaciones.

El principio ha sido no perder fuerza de trabajo calificada, remarcó el secretario general del Sntht quien apuntó que en los últimos años la fluctuación en esta rama ha rebasado el 20 por ciento, otro motivo para evitar que se pierda el vínculo en las actuales circunstancias.

OFERTAS Y CONTRATOS

El guía turístico de la agencia Ecotur, Omar Oramas, estuvo entre quienes acogieron la oferta que le hicieron, aunque esto representó convertirse en agente de seguridad y protección en el hospital Hermanos Ameijeiras, en La Habana.

Allí permaneció hasta que la Covid-19 dio un respiro a la capital y retomó las excursiones con la agencia, esta vez con turismo nacional, pero tras el rebrote de la enfermedad, él mismo buscó empleo en el hospital ginecobstétrico Ramón González Coro, de esta capital.

Sin embargo, conoce de otros colegas que no se incorporaron a los puestos laborales que les brindaron como alternativa, pues en su mayoría estaban relacionados con labores físicas, como la agricultura, que no todos pueden o desean realizar.

Sobre el tema Andricaín explica que en esos casos se eliminó la protección salarial otorgada por el Estado, lo cual es una potestad de la administración, pero a ningún trabajador se le rescindió el contrato, y añadió que lo aprobado es que el vínculo laboral se mantenga hasta el mes de diciembre.

En general 15 mil 134 trabajadores fueron reubicados, precisa Lemagne, más de 600 encontraron solución en el trabajo por cuenta propia (sector privado), mientras que mil 812 no aceptaron las ofertas que les hicieron.

El secretario general del Sindicato insiste en que a pesar de ello ninguno perdió su empleo, y si bien hay lugares donde se violó lo establecido, esas inconformidades fueron analizadas con las administraciones y las estructuras sindicales que no asumieron el papel que les correspondía, afirmó.

NUEVA NORMALIDAD Y CUENTAS PENDIENTES

Cuba reabrió sus puertas al turismo internacional desde el 1 de julio, sin embargo esto no significa que haya una recuperación plena del sector, razón por la cual las garantías laborales y la política de alternativas de empleo continúan.

También se mantiene la protección a los trabajadores vulnerables y las madres al cuidado de sus hijos o de adultos mayores, en aquellos territorios donde aún existen medidas restrictivas debido a la transmisión autóctona de la enfermedad.

La directora de capital humano del Mintur comentó que se trabaja para la aprobación de una extensión del tratamiento diferenciado a los trabajadores del turismo, pues aun cuando se retoman las actividades, todavía no alcanza a la totalidad de las instalaciones.

Igualmente se mantienen afectados los mercados foráneos emisores de viajeros, algunos de los cuales vuelven al confinamiento por rebrotes de Covid-19.

A ello se suma que en la nueva normalidad las instalaciones que están recibiendo turismo internacional solo pueden llegar hasta un 60 por ciento de ocupación, por lo que siempre habrá trabajadores afectados.

Actualmente alrededor del 63 por ciento de los 74 mil empleados en entidades pertenecientes al Mintur está incorporado a sus funciones, mientras que de los interruptos cerca del 53 por ciento habían sido reubicados, dijo Andricaín.

Preservar la salud de los trabajadores es ahora la prioridad, agrega Lemagne, y hace alusión a los estrictos protocolos higiénico-sanitarios establecidos en el sector y al rigor con que se controla su cumplimiento.

Peo para el secretario general sindical, la deuda pendiente está en el sector privado, pues a pesar de que el país dispuso la exoneración del pago de los impuestos a más de 240 mil obreros de esas formas de gestión, la pandemia puso en evidencia la necesidad de buscar mecanismos más efectivos para su protección.

En este sentido, una posible salida se vislumbra a partir de la reciente aprobación por el Consejo de Ministros de la Política de Seguros y Reaseguros, que según la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, contemplará productos de seguros para distintas formas de gestión en circunstancias como eventos climatológicos y epidemiológicos.

*Periodista de la Redacción Nacional

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x